Prensa

Nanta anima a los productores de porcino a innovar e incorporar la consultoría especializada


Cerca de cincuenta grandes productores de porcino se han reunido hoy en Madrid para analizar las últimas tendencias con el objetivo final de ofrecer aquellas claves y herramientas a los ganaderos para mejorar su eficiencia y rentabilidad, mejorando la supervivencia y optimizando el crecimiento de los lechones a la vez que preparan las cerdas para el próximo ciclo reproductivo.

En este sentido, durante el encuentro ha quedado patente el importante papel que juega el programa de alimentación Optifeed, la propuesta de Nanta para diseñar la estrategia nutricional óptima para cada granja, seleccionando el pienso y recomendando las pautas de manejo más adecuadas en cada fase productiva, obteniendo así los mejores resultados productivos con las cerdas. Se trata de un programa ligado a la auditoria profesional en granja por parte del equipo técnico de Nanta, que, partiendo de un diagnóstico previo de la situación a través del análisis de resultados, permite, en virtud de un modelo matemático –Optifeed model–, un diseño único de los programas de alimentación, adaptándolos a las necesidades concretas de cada granja.

Durante el encuentro ha intervenido Pieter Langendijk, investigador de Nutreco Swine Research Center (SRC), que ha señalado la importancia de no sobrealimentar a las cerdas en el último mes de gestación, “teniendo en cuenta -ha explicado- que la alimentación "ad libitum" en la última semana de gestación mejora el rendimiento a la lactación”. Además, se ha mostrado partidario de la inclusión de ciertas fibras en la dieta, ya que pueden mejorar el resultado del parto y la ingesta de calostro por parte de los lechones.

Peter Ramaekers, especialista en porcino de Nutreco, se ha centrado en la alimentación de la cerda durante la lactación y se ha mostrado partidario de una alimentación a demanda, siguiendo un patrón más natural que estimule el consumo de alimento durante la lactancia, mejorando la ingesta de calostro y la ganancia de los lechones, a la vez que reduce la pérdida de condición de la madre, mejorando así el desarrollo del folículo en la fase anterior al destete.

Carlos Martín, jefe de producto de porcino de Nanta, ha señalado las ventajas del empleo de Optifeed durante la etapa de la gestación y lactación de las cerdas, para adaptar la alimentación de las mismas a sus necesidades reales en cada sistema de explotación. Finalmente, Sara Mateu y Fernando Fernández, ambos veterinarios de porcino de Nanta, han expuesto sendos casos prácticos de campo que ponen de manifiesto que mediante la gestión del pienso con Optifeed las cerdas, tanto ibéricas como de capa blanca en lactación y gestación, optimizan el consumo de pienso, reducen la pérdida de condición corporal y paren más lechones por camada, de mayor peso y homogeneidad.

Con actividades como esta Nanta contribuye a la sostenibilidad y rentabilidad del porcino español, poniendo a su alcance nuevas tendencias e innovaciones en el área de la alimentación animal, como uno de los pilares básicos de la eficiencia y rentabilidad de las explotaciones ganaderas.